“HOMO: El río perdido” de José Enrique Díaz Martín.

Homo el rio perdido

Un hombre que guarda un asombroso secreto tiene ocasión, por azar, de ajustar cuentas con el pasado y dar un impulso definitivo a la aventura que le ha obsesionado toda su vida; una búsqueda que lo es a la vez de sus raíces, del sentido de su actos y de su destino; una exploración que pasa por comprender qué nos hace lo que somos y quienes somos desde el mismo germen del concepto de humanidad, y que no teme descender a la naturaleza más animal para remontar desde allí un camino que permita comprenderlo todo de uno mismo.
A partir del Yzur de Lugones, con la seriedad del Informe para una academia de Kafka o las reflexiones de Koetzee y algo de la sátira del Will Self de Grandes simios o del Urbanyi de Silver, el autor trenza dos trayectorias vitales que parecen, misteriosamente, darse la réplica o descifrarse la una desde la otra de modo sorprendente, y mientras lo hace nos regala también las divertidas peripecias de un ser alucinante, la comprensión del dibujo amoroso que traza toda biografía y la resolución de un enigma histórico desconocido.

OTRA SIPNOSIS

Dos individuos en busca de su identidad perdida. Uno de ellos, cuyo apellido es extraño, tiene que reconstruir su vida a partir del conocimiento de ese apellido, que coincide con el nombre de un río desaparecido. De manera que buscar el río es una forma de buscar su apellido y su origen, y con él el sentido de su vida. Para ello pasa por una investigación histórica y filológica que llega hasta Aníbal y va revelándole datos mientras la realidad se encarga de proporcionarle secretos guardados durante muchos años. El otro individuo, cuya vida se cruza con la del primer protagonista, es un mono; y su historia es más extraordinaria aún que la del primero. A su modo estrambótico, el-mono-que-rechaza-los-nombres también va en busca de un destino. Ambos vivirán una extraña simbiosis que los hace reflejarse al uno en la vida del otro. Dos trayectorias vitales que parecen, misteriosamente, darse la réplica o descifrarse la una desde la otra de modo sorprendente, y mientras lo hacen nos regalan también las divertidas peripecias de un ser alucinante, la comprensión del dibujo amoroso que traza toda biografía y la resolución de un enigma histórico desconocido.

Además hay historias de amor de varios tipos, problemas familiares, aventuras en una cueva, en una casa abandonada, en los páramos de Irlanda, en un barco pesquero gallego, en un sanatorio… y una niña enferma de cáncer que no sabemos si se salvará.

Separador animado plata

Hoy, en “Promociona tu novela” le toca el turno a José Enrique Díaz con su novela “HOMO: el río perdido” 

Si queréis adquirir esta novela, os dejo el enlace aquí

Mucha suerte

promocionatu-libro

Anuncios

Puedes dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s